¿Cómo puede afectar una cirugía de pérdida de peso al embarazo?

Cirugia bariatrica LimaDeja un comentario

¿Cómo puede afectar una cirugía de pérdida de peso al embarazo?

Las cirugías de pérdida de peso como la cirugía bariátrica o la de bypass gástrico, son cada vez más frecuentes. 

De acuerdo a la web Baby Center, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU., el número de personas que se sometieron a una cirugía de bypass gástrico se multiplicó por nueve entre 1996 y 2004, pero, ¿Cómo afectan este tipo de cirugías a las mujeres que desean quedar embarazadas o al propio embarazo?

I. Embarazo tras la cirugía de pérdida de peso

Resultados del embarazo

La obesidad aumenta el riesgo de complicaciones obstétricas. Los resultados del embarazo después de cualquier tipo de cirugía de pérdida de peso son universalmente más seguros y mejores que los resultados de mujeres embarazadas con obesidad. Incluso si las madres siguen siendo obesas después de la cirugía, los resultados son mejores que si no se han operado.

Estas mejoras incluyen una menor tasa de preeclampsia (un aumento de la presión arterial que conduce a la hipertensión crónica) y de diabetes gestacional, una menor incidencia de nacimientos de bebés muertos y menos abortos espontáneos. Los hijos de los pacientes sometidos a cirugía bariátrica también tienen menos probabilidades de tener bajo peso o sobrepeso en el momento del nacimiento.

 

¿Cuánto tiempo hay que esperar después de la cirugía bariátrica para quedar embarazada?

embarazo

Según comentan en la web de salud ramsayhealth.co.uk se aconseja a las mujeres no quedar embarazadas en los 12 meses siguientes a la cirugía de pérdida de peso. Esto se debe a la posibilidad de deficiencias nutricionales durante la pérdida de peso. A los 12 meses de la cirugía bariátrica ya se debería haber alcanzado un peso estable y ser capaz de proporcionar a tu bebé una nutrición suficiente para un embarazo saludable.

Sin embargo, si quedas embarazada dentro de los 12 meses posteriores a la cirugía bariátrica, pueden surgir las siguientes complicaciones:

– Vómitos excesivos: la regurgitación puede ser común después de la cirugía de pérdida de peso, pero los vómitos recurrentes deben ser evaluados, ya que podrían significar que la banda se ha movido, se ha deslizado o tiene una fuga.

– Dolor: cualquier dolor intenso en el abdomen requiere una evaluación adicional, ya que podría significar que existe un daño interno.

– Pérdida rápida de peso: Tu cirujano especialista en pérdida de peso deberá participar en el tratamiento de tu embarazo y es posible que necesites suplementos nutricionales.

 

La pérdida de peso ofrece un impulso a la fertilidad

La obesidad es una de las principales causas de infertilidad. La pérdida de peso, mediante cirugía u otros medios, suele ayudar a quedar embarazada si la obesidad era la razón por la que tenías problemas para lograr un embarazo exitoso.

Las mujeres con problemas de fertilidad relacionados con la obesidad que se someten a una cirugía bariátrica pueden empezar a ovular regularmente por primera vez en años. Si tienes síndrome de ovario poliquístico (SOP), tus anomalías metabólicas y reproductivas también pueden resolverse tras la cirugía y mejorar la fertilidad.

 

Informa al equipo prenatal de que te has sometido a una operación de pérdida de peso

Lo ideal es que comuniques a tu equipo de atención prenatal que te has sometido a una operación de pérdida de peso. La clave de un embarazo saludable para las mujeres que se han sometido a una cirugía bariátrica es un equipo multidisciplinario que incluya obstetras, cirujanos, médicos de atención primaria, anestesistas, especialistas en fertilidad, nutricionistas, psicólogos y cirujanos plásticos que trabajen contigo antes, durante y después del embarazo.

 

Te puede interesar: ¿Qué especialistas deben ser parte del tratamiento de una persona con obesidad?

¿Qué puedes hacer para tener un embarazo saludable?

Tomar decisiones saludables puede contribuir a un embarazo sano. Comer bien y mantenerse activa son dos de las cosas más importantes.

a) Comer bien

A algunas mujeres que se han sometido a una operación de pérdida de peso les preocupa que su dieta no sea nutricionalmente adecuada para el embarazo. Como no hay requisitos adicionales durante el embarazo, por lo general una dieta equilibrada y nutritiva funcionará bien.

Sin embargo, algunas mujeres podrían tener deficiencias nutricionales que causen problemas durante el embarazo. La cirugía de pérdida de peso puede dificultar la absorción de algunos nutrientes, como el ácido fólico, el calcio, la vitamina B12 y el hierro. En algunos casos, los pacientes postoperatorios tienen la posibilidad de sufrir malnutrición proteico-calórica y malabsorción de grasas.

Para asegurarte de que tú y tu bebé están recibiendo suficientes nutrientes, debes acudir a un nutricionista con conocimientos sobre la cirugía de pérdida de peso. Háblale del tipo de cirugía a la que te has sometido, de la cantidad de peso que has ganado durante el embarazo hasta el momento y de lo que te gusta y no te gusta de la dieta.

Tu nutricionista trabajará contigo para asegurarse de que estás recibiendo la nutrición que necesitas y para ayudarte a planificar las comidas. Puede recomendarte que hagas varias comidas pequeñas a lo largo del día, lo que mejora la absorción de los nutrientes. Es posible que necesites tomar vitaminas y minerales adicionales. Para ello, es conveniente que te hagas un control periódico de tus niveles de vitaminas.

b) Mantente activa

Nadar y caminar son buenas opciones. Si no eras muy activa antes del embarazo, habla con tu médico sobre cómo puedes ir aumentando tu actividad poco a poco.

 

c) Ganar peso

Las mujeres que se han sometido a una cirugía bariátrica pueden estar preocupadas por ganar peso durante el embarazo, ya que han trabajado mucho para conseguir la pérdida de peso deseada. Habla con tu médico si esto te preocupa.

Náuseas en el embarazo

nauseas embarazo

Puede resultar más difícil obtener los nutrientes que necesitas durante el embarazo debido a las náuseas, una complicación postoperatoria común que las náuseas matutinas pueden exacerbar. Si las náuseas te han quitado el apetito o no puedes retener la comida, habla con tu médico sobre los medicamentos contra las náuseas que puedes tomar sin peligro durante el embarazo.

Cesárea

La cirugía de pérdida de peso puede aumentar el riesgo de sufrir una cesárea. Aún existe un debate sobre el motivo. Habla con tu médico si tienes dudas sobre las opciones de parto.

Reduce las posibilidades de tener una cesárea siguiendo las dietas de tu médico, haciendo ejercicio durante el embarazo y asistiendo a clases de preparación para el parto.

Te puede interesar: Todo lo que debes saber sobre la cirugía bariátrica y el COVID-19

¿Puedo seguir dando el pecho después de someterme a una cirugía bariátrica?

Sí, se recomienda la lactancia materna. Tu nutrición durante la lactancia es especialmente importante. Si tienes niveles bajos de nutrientes o vitaminas en tu cuerpo, también pueden ser bajos en tu leche materna. Durante la lactancia, pide a tu médico que te haga un análisis de sangre para comprobar que estás absorbiendo suficientes vitaminas (especialmente vitamina B12) y proteínas.

Muchas mujeres que se han sometido a una cirugía bariátrica siguen teniendo sobrepeso u obesidad y esto puede retrasar la lactogénesis (la subida de la leche).

 

¿Tendrá mi bebé algún efecto secundario por haberme sometido a una cirugía bariátrica?

Si sigues una dieta que ofrezca una nutrición adecuada y suplementos de vitaminas y minerales según las indicaciones de tu médico, la cirugía bariátrica no causará problemas de crecimiento o desarrollo en tu pequeño.

Es importante proporcionar a tu bebé una dieta sana y equilibrada para evitar cualquier problema y asegurar que no sufra de obesidad infantil.

 

II. Embarazo ANTES de la cirugía de pérdida de peso

El aumento de peso durante el embarazo es normal y saludable. Desgraciadamente, a muchas mujeres les resulta difícil perder ese peso después del nacimiento del bebé. Para las mujeres que tenían un sobrepeso considerable antes del embarazo, la pérdida de peso después del parto puede ser aún más difícil de conseguir. Las razones son tanto biológicas como ambientales. Para las mujeres con un IMC superior a 40, seguir el ritmo de un nuevo bebé es agotador y frustrante.

 

Los beneficios de la cirugía de pérdida de peso después del parto

Para las mujeres obesas con un IMC igual o superior a 35, la cirugía bariátrica puede ayudarlas a conseguir un peso saludable y a mejorar los problemas de salud relacionados con el exceso de peso, como la diabetes de tipo 2, el colesterol alto, la apnea del sueño, la hipertensión arterial y el asma.

Como madre, si mantienes un peso saludable, tu familia se beneficiará. Según ramsayhealth.co.uk, un estudio ha demostrado que un miembro de la familia que se somete a una cirugía de pérdida de peso puede tener un efecto saludable en toda la familia y ayudar a contrarrestar la obesidad infantil.

En Cirugía Bariátrica Lima contamos con especialistas que se encargarán de cambiar tu vida. Si estás interesado en el balón intragástrico, manga gástrica, bypass gástrico, entre otras cirugías que ayudan a bajar de peso, escríbenos al formulario de contacto y te responderemos a la brevedad.

Dr. Eduardo Reyes
Cirujano General Laparoscópico y Digestivo, con acreditación internacional en Cirugia Laparoscópica, Digestiva y Bariatrica

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Back To Top